Blog Cesar con el perro

Published on junio 2nd, 2015 | by José María Maqueda

ICTS cuenta con unidades caninas certificadas por AESA para la detección de explosivos, también denominados binomios o K-9.

¿Pero que son los binomios o K-9?

Comencemos desde el principio:

Desde la antigüedad existe una relación estrecha entre los perros y el ser humano, un binomio para la supervivencia, un contrato emocional permanente en el camino común hasta nuestros días. A partir de su domesticación se comprobó que el perro es un experto a la hora de ayudar al hombre en numerosas tareas además de proporcionar cariño y afecto. Actualmente sabemos que aplicando un adiestramiento adecuado es capaz de convertirse en una herramienta laboral imprescindible en la vida del hombre gracias a sus extraordinarios sentidos, a su disposición y a su capacidad. Estos valores no pueden ser reemplazados por máquinas, no hay perceptores mecánicos, electrónicos o químicos que superen la detección canina, no sólo por la capacidad sensorial olfativa y auditiva, sino también por la eficacia y velocidad con la que es capaz de trabajar. Disponen además de intuición, voluntad e insistencia, valores que los hacen únicos.

¿Pero qué características tienen estos perros? ¿Cómo se seleccionan o entrenan? desde nuestro modelo ¿Qué trabajos son capaces de desarrollar y cuál es el límite?

Los primeros perros policía fueron entrenados en el siglo XX en Gante, Bélgica, y la práctica pronto se fue adoptando en otros países como Hungría, Austria, Francia o Alemania. Ésta última potenció mucho esta práctica, pues en 1911 ya había entre cuatrocientas y quinientas estaciones de policía previstas con estos perros especialmente entrenados
En América con el inicio de la Segunda Guerra Mundial se potenció el programa de perros de guerra. Se utilizaba el título popular “cuerpo K9″ y encontró amplio uso informal, tanto dentro como fuera de los militares. El término “K9” es un homófono de la palabra “canino”.

¿Pero qué características tiene que tener estos perros?

El perro es una buena herramienta en el campo de la búsqueda y rescate debido a rasgos inherentes de la especie y su evolución. Tiene que tener un conjunto de características que se desarrollan o potencian con el entrenamiento, algunas de ellas son las siguientes:

- Instinto de caza: en un perro de rescate, como en otros perros de trabajo, cuanto más elevado sea su instinto de caza, más fácil será conseguir una motivación alta que será la que mueva al animal a realizar el ejercicio que nosotros queramos

- Instinto de presa: se desarrolla a continuación del instinto de caza y es fundamental a la hora de recompensar al perro.

– Instinto de búsqueda: el perro, a través de este instinto y gracias a su desarrollado olfato, intentará localizar a la víctima, la droga o el explosivo.

Aún y así el perro de trabajo ha de tener unos rasgos de carácter determinados, en mayor o menor medida, en función de la tarea para la que se le vaya a utilizar.
- Sociable.
- Atención: capacidad de respuesta y motivación.
– Capacidad de aprendizaje.
– Deseos de agradar: Si el animal tiene ganas de agradar, será más fácil conseguir el objetivo.
– Docilidad.
– Iniciativa: es la capacidad resolutiva del perro. Le ayudará a “tomar decisiones” en situaciones en las que no esté con el guía.
– Agilidad.
– Energía y resistencia: aguante del perro.
– Sensibilidad: es el umbral de respuesta al entorno y/o los estímulos.
– Solidez: deberá ser un perro equilibrado, sin miedos ni respuestas exageradas a estímulos del entorno. Impasibilidad ante el ruido.
– Adaptabilidad: capacidad de adaptarse a los cambios del entorno.
– Instinto de juego y caza intenso y duradero: el juego será la base del adiestramiento.
– Buena capacidad olfativa.

¿Qué funciones pueden desarrollar los perros?

Los perros de trabajo son entrenados para una única función. Las funciones caninas más comunes hacia las que van dirigidas los entrenamientos son:

  • Perros detectores

♦  Detectores de narcóticos
♦  Detectores de explosivos

  • Perros de rescate
  • Perros de intervención
  • Perros de asistencia
  • Perros de terapia

Nosotros centraremos nuestra atención en los perros detectores

Perros detectores de narcóticos

Su función principal es la detección de substancias narcóticas o estupefacientes como cannabis, hachís, cocaína, heroína, derivados de éstas y drogas de nuevo uso que actualmente están en auge como la metanfetamina “Ice”. Estos perros son de gran utilidad, ya que además de poseer un olfato con una capacidad de detección extraordinaria que ninguna tecnología actual ha conseguido igualar, debido a su anatomía son capaces de introducirse en sitios que para el hombre resultarían inaccesibles.
Una vez localizado el narcótico, estos perros están adiestrados para hacer entender a su guía donde han encontrado la sustancia; para ello pueden mostrarlo de forma activa, ladrando y rascando en la zona o el recipiente donde esté oculta, o de forma pasiva, en la que el perro se sienta en posición de alerta a su lado. La forma pasiva suele ser utilizada cuando los perros detectan que la droga es transportada por una persona, con el objetivo de que el traficante no se percate de que lo han descubierto e intente huir.
Los canes detectores de estupefacientes tienen una doble función en cuanto a la lucha contra el contrabando de drogas, ya que además de localizarla, deben ser capaces de neutralizar a los traficantes que se opongan a su detención o muestren una actitud agresiva.

Perros detectores de explosivos

Su función principal es la detección de substancias explosivas de utilización casera, y formulaciones derivadas. Estos perros se utilizan sobre todo en lugares estratégicos como aeropuertos o estaciones de transporte público y en zonas donde se acumulen grandes aglomeraciones de personas debido a grandes eventos.

La forma de trabajar de estos perros es parecida a la de los perros detectores de narcóticos, con la diferencia de que estos canes siempre marcan la zona donde se encuentra la sustancia explosiva de forma pasiva. Esto se debe a que muchas de estas sustancias son muy inestables o están preparadas para activarse tras un golpe o un movimiento brusco, de esta forma evitamos poner en peligro la vida del perro y de los humanos que se encuentren cerca.

¿Cuáles son las razas más preparadas para la detección de control y detección de sustancias ilícitas?

Algunas de las razas que por sus características morfológicas, sociales y por su especial desarrollo olfativo son mas frecuentemente utilizadas para este fin son las siguientes:

        Beagle                                 Cocker Spaniel                        Foxhound

Beagle_Faraoncocker-spanielfoxhound-01                                                                                                                                      

     Labrador Retriever                   Schnauzer                    Pastor belga 

labrador-retrieverSchnauzer-MiniaturaPastor-belga-malinois  

En el siguiente artículo hablaremos, del adiestramiento, las capacidades y las limitaciones del perro. También del guía parte muy importante en el entrenamiento y eficacia del perro.

email

Powered By WordPress Tabs Slides


About the Author

Instructor AVSEC, Director de Seguridad, Formador habilitado por Seguridad Privada. Formador Técnico y de CRA de Seguridad.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


cuatro × 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑