Blog Evaluar riesgos en el ámbito de la seguridad de la aviación civil

Published on junio 15th, 2014 | by Félix Belinchón

Evaluar riesgos en el ámbito de la seguridad de la aviación civil


Seguritecnia - Revista especializada en seguridad privadaTe invitamos a que leas nuestro artículo sobre la seguridad de la carga aérea publicado en la revista: Seguritecnia – Revista especializada en seguridad privada


Evaluar riesgos en el ámbito de la seguridad de la aviación civil

Aunque resulte intuitivo considerar el riesgo de terrorismo en función de la intención y capacidad del adversario (amenaza o probabilidad de un ataque), las características del objetivo (vulnerabilidad y probabilidad de daños) y la escala de los posibles daños infligidos (consecuencias), la caracterización de los riesgos y las estrategias para su gestión en función de estos componentes –sobre todo cuando hay que mirar al futuro– resulta ser un problema más complejo.


Se entiende que la amenaza está directamente relacionada con la presunción de los atacantes acerca de la vulnerabilidad del objetivo, y cambiarán el modo de atacar motivados por las medidas que se adopten para reducir esa vulnerabilidad o las consecuencias de sus ataques. Un claro ejemplo de este dinamismo es el modo en que las medidas de seguridad implantadas desde los atentados del 11/9 han provocado que en los últimos años la amenaza terrorista haya pasado del secuestro a atacar aviones en vuelo con proyectiles, y de otro tipo. Este fenómeno por el que las medidas de defensa provocan la adaptación del modus operandi y modifican el comportamiento de los terroristas, no es algo nuevo. Por tanto, la evaluación de amenazas, vulnerabilidades y consecuencias, no ha de realizarse de manera aislada, y deberá tomar en consideración estas interacciones.La compleja naturaleza de las amenazas de seguridad de la aviación y la evolución de éstas en paralelo con las medidas de seguridad diseñadas para hacerlas frente hacen que el desarrollo de una proyección útil del riesgo futuro sea una tarea particularmente difícil. Los cambios significativos que se han venido realizando con el tiempo sobre la seguridad de la aviación civil demuestran que cuando uno se limita simplemente a extrapolar las amenazas del pasado hacia el futuro la imagen que se obtiene puede resultar bastante engañosa. Al mismo tiempo, existe otro problema al centrarse sólo en las amenazas recientes, ya que hacerlo podría sesgar nuestra comprensión e incluso podría proporcionar a nuestros adversarios la oportunidad de manipular nuestro comportamiento a su favor.


Aprender del pasado

ICTS HISPANIA - Evaluar riesgos en el ámbito de la seguridad de la aviación civilAunque en tiempos más recientes la atención se ha centrado sobre los intentos de cometer atentados a bordo de aeronaves, de hecho, las amenazas contra el sistema de transporte aéreo son mucho más diversas. A lo largo de la historia de la aviación, la motivación y complejidad de los ataques terroristas ofrecen un amplísimo espectro de variedad. Inclusive, mientras que el intento de derribar aviones constituye la amenaza actual más sobresaliente, lo cierto es que aún hoy se siguen produciendo ataques que podrían considerarse reliquias del pasado.

Por tanto, el punto de partida para evaluar los riesgos debe ser la comprensión de las formas en que los atacantes podrían actuar contra la aviación para causar daño y perturbación, y qué tipo de consecuencias pueden producir las diferentes opciones de ataque:

  • Contra los diferentes componentes del sistema: históricamente se han centrado más en los aviones que en los aeropuertos u otras infraestructuras aeronáuticas.
  • Con propósitos muy diferentes: toma de rehenes para llamar la atención, secuestros para utilizar el avión como arma de destrucción, ataques contra infraestructuras para causar la interrupción de la actividad… Y más allá del terrorismo, hay casos de personas que han llevado a cabo “ataques”, no con fines políticos o religiosos, sino para suicidarse, de una manera que ocasionó la pérdida del avión y la muerte de muchas otras personas.
  • Variedad de armas y tácticas, desde las relativamente simples que se han empleado en algunas operaciones, tales como la colocación de artefactos explosivos o el lanzamiento a distancia de granadas y morteros, hasta otras formas de ataque mucho más elaboradas con la participación simultanea de diferentes personas o comandos suicidas.
  • Diferentes vectores de ataque: en sus operaciones, los perpetradores han utilizado diferentes enfoques para organizar sus ataques. Solamente considerando los ataques que han tenido por objeto derribar un avión con un artefacto explosivo, los terroristas han intentado, a veces con éxito, introducir tales artefactos, ya fueran previamente ensamblados o por partes para su posterior ensamblaje una vez a bordo de los aviones, valiéndose para ello de diferentes caminos o vectores de ataque.

Pero si alguien duda de que este panorama sea realista, le bastará con saber que, según datos del Consejo Europeo de Expedidores, a principios de 2012, casi dos años después de la entrada en vigor del nuevo procedimiento para aprobar expedidores conocidos, de los 66.000 expedidores conocidos designados por agentes acreditados en Alemania, tan solo 50 se habían sometido al nuevo procedimiento del Reglamento 185/2010. En las mismas fechas, esta relación era más alta en Holanda, donde 150 entidades habían sido aprobadas de entre las 2.600 que había bajo el régimen anterior. En España, hace solo cuatro meses la autoridad competente había registrado 14 expedidores conocidos, y el plazo acaba en apenas seis meses.


Pensando en el futuro

Para conseguir la imagen más amplia del riesgo, las características de las futuras amenazas terroristas contra la aviación habrán de definirse por medio de (1) un desarrollo razonable de posibles escenarios de amenaza en el futuro, y (2) aplicar procesos cualitativos para comparar y priorizar justificadamente esos escenarios.

ICTS HISPANIA - Evaluar riesgos en el ámbito de la seguridad de la aviación civilTeniendo en cuenta las amenazas futuras, el reto consiste en lo que podría llamarse “uso responsable de la imaginación” aportando ideas que exploran distintos escenarios, pero también identificando sistemáticamente aquellos que resulten demasiado complejos para ser llevados a la práctica con éxito, y descartarlos.Con el fin de explorar futuras amenazas de una forma estructurada, el proceso deberá responder a cuatro cuestiones básicas:

  1. ¿Cómo se han llevado a cabo los ataques y cómo afectarían ciertas mejoras o alternativas sobre esas tácticas?
  2. ¿Cuáles son los principales problemas a los que se han enfrentado los terroristas en el pasado para llevar a cabo sus ataques y qué cambios podrían ayudar a resolver esos problemas?
  3. ¿Qué han dicho los terroristas que quieren hacer en el futuro, si es que esa información está disponible?
  4. ¿Qué impacto tienen las nuevas tecnologías sobre las opciones de los terroristas para atacar el sistema de transporte aéreo?

Este enfoque se basa en comprender cómo las organizaciones consiguen innovar; un proceso que consiste en combinar el cambio progresivo de la situación actual, con cambios radicales en las tecnologías y en los procesos, y con la explotación de nuevas herramientas disponibles. A continuación se abordan los diferentes escenarios que sugieren cada una de las cuatro preguntas anteriores.


¿Cómo pueden ser los ataques?

ICTS HISPANIA - Evaluar riesgos en el ámbito de la seguridad de la aviación civilAunque el secuestro de aviones se ha reducido significativamente en los últimos años, sigue siendo parte del repertorio táctico de los terroristas y como algo susceptible de innovación. Los sucesos del 11/9 fueron una clara demostración de innovación sobre una estrategia que combina los ataques suicidas con vehículos y el secuestro de aviones. A menudo se afirma que los cambios realizados desde el 11/9 han hecho que el apoderamiento de aviones de pasajeros sea mucho más improbable. Hoy por hoy, ello requeriría una operación más compleja y, muy probablemente, hacer frente a una multitud de pasajeros hostiles. Ante la dificultad de secuestrar un avión comercial, los expertos opinan que el empleo de aviones privados más pequeños podría considerarse una potencial alternativa, no como arma arrojadiza, sino como medio para arrojar explosivos o sustancias químicas en lugares densamente poblados.

Una variedad de tácticas que tienen como objetivo los aeropuertos. Las informaciones recientes muestran un aumento de los ataques producidos sobre los aeropuertos. Se trata de operaciones realizadas en tierra, más simples y menos exigentes logísticamente que ciertos grupos con capacidades limitadas pueden encontrar relativamente más atractivas en comparación con los ataques sobre aeronaves. A pesar de que los ataques sobre los aeropuertos tienen una probabilidad más alta de producir un menor número de víctimas, se podría pensar en innovaciones razonables basadas en un mayor uso de vehículos bomba y ataques más directos en un esfuerzo por producir mayores bajas, combinado con agentes suicidas para asegurar el golpe sobre el objetivo.

ICTS HISPANIA - Evaluar riesgos en el ámbito de la seguridad de la aviación civilExiste potencial para innovar los ataques realizados dentro de los aviones. Las acciones que se producen dentro de las aeronaves continúan siendo atractivas para los terroristas por las mismas razones que siempre lo han sido: el dramatismo y la gravedad de las consecuencias. Aunque gran parte de la atención se ha centrado en la manera de ocultar artefactos explosivos para introducirlos a través de los controles de seguridad de los pasajeros, la colocación de una bomba en un envío de carga aérea siempre ha estado presente en el escenario de las amenazas, si bien con menor relevancia. Pero en octubre de 2010, cuando se descubrieron artefactos explosivos ocultos en diferentes envíos de carga aérea procedentes de Yemen, se demostró que la amenaza persiste. En este caso, aunque los terroristas centraron su capacidad de innovación en encontrar la manera burlar las medidas de seguridad para introducir los explosivos, cabría esperar razonablemente que se produjeran nuevas adaptaciones, incluyendo el uso de métodos alternativos, para incapacitar las aeronaves en vuelo o dañar a los pasajeros o a la tripulación que viajan dentro.

Otro tipo de operaciones que no hayan sido realizadas, o sólo rara vez, contra objetivos de la aviación. Gran parte del enfoque de la seguridad aérea se centra en el secuestro y los atentados con explosivos en aeronaves, pero hay otras tácticas que podrían ser (a veces son) utilizadas en los ataques. Por ejemplo, aunque los ataques armados dentro de los aeropuertos han sido sólo una pequeña parte de la amenaza global, sin embargo, el reciente aumento de operaciones de asalto a otro tipo de objetivos (por ejemplo, Bombay, 2008) podrían inspirar ataques similares en los aeropuertos. Incluso un solo puñado de esos ataques representaría un aumento significativo para una amenaza que actualmente se evalúa como de “baja probabilidad”. Los conflictos en Irak y Afganistán también han producido tácticas que podrían ser empleadas en ataques contra la aviación comercial, incluyendo el uso de baterías de cohetes y morteros, que se podrían utilizar para atacar aviones durante el despegue o el aterrizaje o dispositivos destinados a crear una nube de metralla en el aire al paso de aeronaves. Por último, los elementos de las infraestructuras aeroportuarias y de ayuda a la navegación aérea no han sido tanto objeto de ataques en el pasado, pero podrían resultar atractivos para quienes se contenten con pérdidas económicas que podrían ocasionar.


Problemas a resolver

Examinando las operaciones terroristas que se han llevado a cabo contra la aviación, encontramos dos problemas que los terroristas suelen afrontar. El primero viene dado por las medidas de seguridad principalmente orientadas a la detección de armas, cuchillos y explosivos. Por ello, históricamente gran parte del enfoque ha consistido en el ocultamiento; pero otras tácticas podrían incluir la adquisición de nuevos materiales explosivos, el uso de otros medios de ataque (ej., sustancias incendiarias), o individuos que con conocimiento o sin él son utilizados para introducir armas o explosivos, a través de entradas menos protegidas, en el sistema de transporte aéreo.El otro problema con el que se han encontrado es la imprecisión de los ataques realizados a distancia (por ejemplo, lanzamiento de cohetes) para alcanzar el blanco. Por ello, sería razonable pensar que en un intento por compensar esta desventaja, en su lugar se empleen baterías capaces de lanzar multitud de proyectiles al mismo tiempo, u otro tipo de ataques suicidas en el que individuos penetran el perímetro del aeropuerto para actuar directamente contra los aviones.


¿Qué quieren hacer?

Aunque la información sobre los planes de las organizaciones terroristas generalmente circula por canales restringidos propios de los servicios de inteligencia cuyas fuentes no son accesibles, la naturaleza de las amenazas actuales y el uso masivo de Internet, también por parte de los terroristas y otras organizaciones de su entorno, ocasionan que mucha información y datos se encuentren al descubierto, al alcance de cualquiera.Dada la relevancia de al-Qaeda en la amenaza terrorista global, se han dedicado importantes esfuerzos en supervisar e informar sobre el contenido de las discusiones que tienen lugar en foros de Internet relacionados con este movimiento. En estos sitios web, las amenazas para el transporte aéreo se hacen y van desde las operaciones más habituales del pasado, pasando por propuestas innovadoras, incluso fantasiosos escenarios de ataque.

Asimismo, existen foros de discusión que se centran en las medidas de seguridad actuales, sus capacidades y cómo aprovechar las oportunidades que ofrecen las supuestas desventajas que les atribuyen.


El impacto de las nuevas tecnologías

Las organizaciones terroristas han demostrado habilidad para aprovechar las oportunidades que ofrecen las evoluciones tecnológicas. Así, han sabido aprovechar cambios en aspectos tecnológicos de la sociedad (por ejemplo, los terroristas usan Internet) y el empleo de nuevas tecnologías destructivas en sus operaciones. Ello causa preocupación por las amenazas contra los sistemas informáticos o sistemas de control de tráfico aéreo. Por otra parte, dado que la protección perimetral de las aeronaves y los aeropuertos son elemento clave (y obvio) de las medidas de seguridad, las nuevas tecnologías que ofrecen otras maneras de llevar armas o artefactos hasta estos objetivos, podrían permitir otras opciones de ataque. Ejemplos de tales tecnologías incluyen el empleo de vehículos aéreos o de tierra, no tripulados, autónomos o guiados remotamente, para penetrar sobrevolando, o de otro modo, en áreas protegidas.


Conclusión

Una visión equilibrada del futuro riesgo del terrorismo contra objetivos de la aviación requiere combinar lo que ya conocemos acerca del comportamiento de los terroristas y considerar razonablemente qué puede cambiar en el futuro. Los cambios en la tecnología y el comportamiento de los terroristas podrían hacer divergir las amenazas futuras de sus patrones históricos. Cualquier intento de previsión debe hacerse con cautela, reconociendo sus limitaciones. Dicho esto, un proceso estructurado que examine las distintas circunstancias que puedan causar cambios de comportamiento, permitirá explorar el futuro panorama de las amenazas con mucho más sentido común, más allá de la simple tormenta de ideas desestructurada acerca de lo que creemos que los terroristas podrían hacer en diferentes circunstancias. Sin embargo, mientras que cualquier escenario desarrollado a partir de este enfoque podría ser posible, no todas las formas posibles en que los terroristas podrían atacar objetivos de la aviación han de ser igualmente plausibles. En general, cuanto menor sea la cantidad de variables fuera del control del adversario que pueda afectar el éxito de su misión, menor dependencia tecnológica, etcétera, mayor debería ser la prioridad en la planificación de las medidas de protección.

email

Powered By WordPress Tabs Slides

Tags: , , ,


About the Author

Responsable de proyectos de ICTS HISPANIA



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


siete + = 13

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑